astrologia-sideral-2013Por Vicente Folch

 

El sol entra el 17 de agosto en el signo sideral de Leo, que es su trono, lo que significa que abre sus puertas al poder del amor, que se manifestará de manera diferente en cada persona según esté ubicado Leo en su carta astral.  La equidistancia del sol a los dos gigantes Júpiter y Saturno señala un mes de armonía y realizaciones.  La sensación será de ligereza y facilidad frente a la pesadez y los retrasos del pasado mes.  La luz de astro rey favorece al amor, la creatividad, el liderazgo, la organización y también los logros y nuevos proyectos por el reflejo de Acuario.  Este periodo será rico en encuentros y se establecerán nuevas e importantes conexiones intelectuales, comerciales y relativas a los viajes por el sextil de Júpiter en Géminis.  El sextil de Saturno en Libra hará que las uniones y asociaciones que surjan en este tiempo sean estables, armoniosas, prósperas y longevas.

Marte irrumpe en Cáncer el día 20 de agosto, mientras su regente, la Luna, estará llena en Acuario, en el clímax de su poder que alcanzará a la media noche.  El día 20 de agosto entra también Mercurio en Leo, poniendo fin a un ciclo de retrasos e incomunicaciones que será sustituido por un tiempo de comunicación fluida en las áreas naturales de Leo que mencionamos.

La única nota discordante es el ángulo de 90 grados que forman Saturno y Marte desde comienzos a finales de septiembre.  Marte en Cáncer marca las urgencias que pueden presentarse en el seno de la casa y el hogar y Saturno en la constelación de Libra significa los retrasos legales, sociales e incluso conyugales que pueden ocurrir a nivel individual y colectivo.

Venus entra en su trono de Libra el 6 de septiembre, lo que siempre significa cosas positivas.  El mismo día Mercurio entra en su trono nocturno de Virgo, lo que promete un ciclo de trabajo nuevo y lleno de buenos resultados.

ARIES SIDERAL: 15 de abril – 15 de mayo

La entrada de Marte en Cáncer le orientará a los asuntos familiares y del hogar.  La cuadratura a Saturno desaconseja luchar contra las normas ya establecidas para no caer en conflictos legales, sociales y de pareja.  La entrada del Sol en Leo abre las puertas del amor, el esparcimiento y el placer en un mes de gran sensualidad que también puede aprovecharse en el campo de los negocios y de la realización de obras personales.