es-hora-de-despertarPor Lic. Alexandra Mas, LMFT, CHt

Para llegar a algún lugar se necesita un vehiculo y combustible. Si me dan un auto lujoso 0 kilómetros pero sin gasolina no me sirve para moverme pues aunque me haga la ilusión de movimiento, igual no voy a ningún lugar; estoy detenida. El auto en su momento se deteriorara aun sin haber cumplido el proposito para el que fue creado. Recibo entonces gasolina pero también se acerca alguien con fósforos. Rocío el auto y prendo el fósforo… destruí mi vehiculo, he perdido una oportunidad de llegar a destino, me desespero y lloro, me lamento y me arrepiento pero igual tengo que dar cuenta del auto-destruido. “Yo no tuve la culpa, la culpa es del que me dio el fósforo o mejor, del fósforo, pensándolo bien, del que invento el fósforo… y así sucesivamente.

Así andamos por la vida desperdiciando oportunidades por estar dormidos, siempre culpando y quejándonos, siempre enjuiciando y perdiendo el tiempo.

Uno debería sentirse avergonzado de morir sin haber logrado algo importante y dejar un legado a la humanidad.

Piensa en una meta que querrías lograr y escríbela en tu pantalla mental para empezar a visualizarla ahora mismo.

Mi meta ahora es llevar QUERER ES PODER a la TV y hacer un emporio para ayudar masivamente a sanar el dolor emocional de quienes honestamente desean contactar su potencial personal. Con la afluencia generada establecer una fundación para jóvenes con embarazos inesperados, donde las podamos ayudar a experimentar ese regalo de vida como una bendición y no como un “problema”.

¿Cuál es tu meta?

No dejes que los obstáculos te detengan. Las pruebas son oportunidades para que al superarlas, tengamos una idea de cómo influenciar positivamente la vida de nuestros semejantes. Hay instintivamente sabe que la vida no se trata de ellos y sus familias solamente, y hace lo que tiene que hacer con relativos pocos retos. Hay quienes necesitan grandes tragedias para enterarse de que va el invento y a veces, ni por esas…

Cierra los ojos por un momento y visualiza tu meta a corto plazo. Si no tienes ninguna… ¡inventa una ahora mismo!