REPROGRAMARNOS…alquimia-interior

un compromiso con nuestro futuro, nuestra descendencia, nuestros ancestros…

Cada vez que un término diferente o nuevo  se presenta a nuestros oídos, nos llama a la curiosidad, al rechazo o la aceptación. En algunas ocasiones, a la indiferencia; en otras… a la reflexión.

El término AKASHA, de por sí, fija un lugar no visible, un faro que, advirtiéndolo, muestra  lo ignoto pero vivido, susceptible de percibir  y  probar la existencia de  una energía atrapante. Podríamos pensar que el sonido  enigmático de la voz  AKASHA se debe no sólo a su origen sánscrito sino a su fonética.  Sin embargo, más allá de lo que escucha el oído físico, una mirada más profunda, muestra que la frecuencia de vibración de esta palabra, duerme en las profundidades de nuestro ser, de nuestra historia personal, hilando una fina trama desde nuestros ancestros y, en una visión cada vez más amplia…desde los comienzos de la humanidad… del Cosmos.  La tan nombrada partícula de Dios…

El Registro Akáshico, deja de ser un concepto meramente esotérico, cuando consideramos que cada célula guarda la memoria de los orígenes, aquellos que nos hacen ser quien somos, determinando cómo y por qué, sentimos, pensamos, nos conducimos de una u otra manera. Cuando actuamos en lo cotidiano, nuestro consciente, subconsciente e  inconsciente se alternan  sin pensar  que cada reacción y no reacción  han sido y están programadas meticulosamente a través de información no sólo genética sino ancestral.

Al paso del tiempo,  esa   información genética, ancestral y metafísica, volcada en el Akasha,  forma  parte de las trampas y los tesoros que guarda nuestra historia como individuo, recepcionada en la “memoria”  inconmensurable del campo  Akáshico.

Hacia la alquimia interior

Las células individuales, aunque con inteligencia propia,  son comandadas por el organismo aún cuando éste ordene comportamientos autodestructivos. Es allí, donde entra en juego nuestro compromiso para “reprogramarlo”, activando nuestro Maestro interno en el proceso de expansión de conciencia que implica la apertura del Registro Akáshico.

Re programar, implica  volver a programar y de eso se trata cuando el programa que estamos llevando a la práctica no nos resulta satisfactorio, adecuado o, simplemente, no nos da como resultado ya la felicidad, ya la completud.

1 2 3

About The Author