Por Marcia Sirotacomo-lidiar-con-un-borracho

Una mujer me hizo una pregunta recientemente sobre su marido. Él es un alcohólico, aunque ella dijo que era un bebedor empedernido. Pero este es el tipo de comportamiento que él expone: se emborracha en la noche y se pone tan borracho que se cae al suelo, vomita, se orina en los pantalones, se queda dormido, y luego se despierta a medianoche y exige más licor para resolver sus síntomas de resaca.

Ella preguntó: “¿Cuál es la mejor manera de manejar algo como esto?” ya que ella quiere ayudarlo y quiere ser compasiva. Y yo le dije [que] en la superficie de las cosas uno piensa que ayudarlo, levantarlo, limpiarlo, darle más bebida, meterlo en la cama, y hacer que todo esté agradable, sería el comportamiento más compasivo. En realidad, eso es lo menos compasivo que puedes hacer porque él es un adulto, él es mentalmente competente, es capaz de ser responsable de sus decisiones y de las consecuencias de sus elecciones. Si tu lo levantas, lo limpias, lo metes en la cama, le das más bebida, y él llega a despertarse en la mañana feliz, alegre y sonriente, sin ninguna memoria de lo que sucedió la noche anterior y sin consecuencias, nunca le darás la oportunidad de sufrir las consecuencias y aprender de sus errores.

Practicar la compasión implacable sería permitir que un adulto sensible, el  cual es responsable de su conducta, asuma las consecuencias de sus decisiones y aprenda de ellas. Si esta mujer impide que su marido aprenda de sus errores, el estará condenado a seguir cometiendo los mismos errores. Ella también está condenada a sufrir porque es terrible para ella verlo destruyéndose y es terrible para ella tener una relación con un hombre que en realidad no puede estar con ella porque tiene más relación con la botella y sus síntomas, que con ella.

Para consejos más útiles de Compasión Despiadada y para conectarte con la Dra. Marcia Sirota, visita: http://marciasirota.com.

About The Author